Uno de los aspectos más reseñables que nuestros visitantes encontrarán en esta Villa, son las Bardenas Reales, zona de contraste que nos permite comunicarnos con la naturaleza y a través de ella conocer, explorar y participar de su riqueza. En este sentido es una zona apta no sólo para la práctica deportiva, sino también para la aventura y el riesgo.

La caza es la principal actividad recreativa que se practica en estos parajes montañosos, ya que la cantidad de animales que habitan las Bardenas, favorecen de una manera considerable este deporte.

Por otro lado, el paso por Buñuel del río Ebro, constituye uno de los principales focos para el desarrollo de actividades lúdicas tan importantes como la pesca o el piragüismo.

Pero para quienes buscan la tranquilidad que reporta un paisaje verde y cuidado, Buñuel cuenta con dos extensas arboledas, situadas en diferentes zonas de la Villa, acondicionadas con agua potable y diversas atracciones recreativas que harán las delicias de los más jóvenes de la familia.

Un paseo en bicicleta o a caballo, son otras de las alternativas que ofrece esta Villa.